Nava Suites

Suite La Siervita

Suite La Siervita

Esta estancia está compuesta por dos dormitorios (el segundo de ellos con sofá cama), patio interior, cocina, sala de televisión, baño y servicio de lavabo adicional.

Toma su nombre de la venerada Sor María de Jesús, más conocida como la Siervita (1643-1731). Fue una monja de la orden de los dominicos en el cercano Convento de Santa Catalina de Siena, donde se puede visitar en su onomástica (cada 15 de febrero) su cuerpo incorrupto.

En el mismo Convento de Santa Catalina de Siena en La Laguna, se encuentra el «Museo de La Siervita» donde se hallan cuadros de la monja y objetos personales que había en su celda, como una almohada de piedra, restos de la sábana donde fue envuelta cuando murió y demás curiosidades, como la tabla donada por Guadalupe González de Mesa que contiene una cruz a la que le falta un brazo y que la Siervita entregó a Amaro Pargo, gracias a la cual pudo obrar el milagro de calmar una terrible tormenta . Se le atribuyen además otros prodigios y milagros que rodearon su vida, entre los que destacan: estigmas, éxtasis, levitación, hipertermia, clarividencia y bilocación, entre otros, y por los que está en trámite de beatificación.

El capitán Amaro Pargo la tenía por consejera espiritual y le atribuía numerosos milagros de sus gestas como corsario a la religiosa. Fue el mismo Amaro Pargo que ordenó exhumar su cuerpo y se descubrió el milagro de su cuerpo incorrupto. Este financió su espectacular sarcófago, una obra de artesanía realizada en madera tallada y policromada en rojo, azul y pan de oropel, con tres llaves que habían de custodiar la Iglesia, el Ayuntamiento y los herederos del insigne corsario.

En la decoración destacamos el reclinatorio y los motivos religiosos como un tapiz, etc. o alusivos al recogimiento espiritual que invitan a recordar la figura de la siervita con todas las comodidades contemporáneas. De su patio interior cuelgan dos helechos con perfiles de hierro en una coqueta terraza.

Nava Suites

Nuestro establecimiento es un imponente palacete ecléctico-modernista de principios del siglo XX construido sobre una casona canaria del siglo XVIII, donde nos encontramos con diez suites con una historia y personalidad singular cada una de ellas. Destaca en su fachada, rica en decoraciones neoclasicistas, uno de los primeros balcones de hierro forjado de Canarias.

Nuestro palacete cuenta con un emblemático patio principal adornado con yesería y columnas de hierro, sorprendiendo asimismo el descubrimiento de un bucólico jardín trasero que nos acercará a la naturaleza para deleite de nuestros huéspedes.

En Nava Suites también se podrán realizar de manera privada eventos en sus distintas instalaciones así como la contratación de cualquier servicio que haga de su estancia una experiencia excepcional.

Cualquier información no dude en consultarnos en [email protected].